ANAHEIM, California, EE.UU. -- El taponero de los Angelinos de Los Angeles, el venezolano Francisco Rodríguez, estableció una nueva marca al llegar a los 58 partidos salvados en esta temporada, al rescatar el partido del sábado que ganó su equipo por 5-2 sobre los Marineros de Seattle.

Rodríguez había empatado dos días antes la marca de 57 salvados, impuesta en 1990 por Bobby Thigpen de los Medias Blancas de Chicago.

El derecho de los Angelinos, también tuvo un salvamento el miércoles para ayudarle a los Angelinos a asegurar el campeonato de la División Oeste de la Liga Americana.

Rodríguez ha desperdiciado seis rescates en esta temporada. Thigpen falló en ocho rescates en la temporada en la que impuso su marca.

Con los aficionados a sus pies, Rodríguez ponchó a Raúl Ibáñez al poncharlo con dos hombres en las almohadillas para el último out del partido.

El serpentinero cayó de rodillas al hacerlo y señaló hacia el cielo.

Sus compañeros de equipo lo rodearon en la lomita y otros relevistas de los Angelinos corrieron desde el bullpen para integrarse a la celebración.

Rodríguez corrió hacia la caseta de los Angelinos por la tercera base y saludó al público.

"Es increíble. Finalmente lo hice", dijo Rodríguez.

"Ha sido un año maravilloso", agregó y alabó a sus compañeros relevistas.

"Sin ellos no habría podido lograrlo", indicó Rodríguez.

Las cámaras retumbaban cuando Rodríguez entró al partido en la novena entrada. Rápidamente se metió en problemas, al concederle un doble a su compatriota Miguel Cairo y un boleto al también venezolano Luis Valbuena con cuatro lanzamientos.

K-Rod -- Saved by an Angel

Sin embargo obligó al japonés Ichiro Suzuki a rodar la pelota para sacar a Valbuena en la intermedia. Después, ponchó al curazoleño Wladimir Balentien y a Ibáñez para terminar el partido.