Zack Greinke.

SURPRISE, Arizona - El abridor de los Dodgers, Zack Greinke, dijo la noche del lunes que su codo derecho se sintió bien después de lanzar en su primer juego de exhibición de Grandes Ligas desde el 1ro de marzo y que debería estar listo para arrancar la campaña regular a tiempo.

"Debería estarlo. Así lo creo", dijo el derecho. "Si puedo adquirir resistencia, definitivamente estaré ahí. Necesito mejorar un poco".

El manager Don Mattingly coincidió en que Greinke cuenta con tiempo suficiente para estar listo para iniciar la temporada regular en activo, y describió su actuación del lunes por la noche como "una buena salida para Zack para ver a bateadores de Grandes Ligas, para ver en dónde se encuentra y qué necesita hacer para mejorar".

Greinke no estuvo satisfecho con su presentación de 64 pitcheadas en contra de su ex equipo, los Reales de Kansas City, que comenzó con dos sencillos y dos carreras anotadas a cargo de los primeros dos bateadores que enfrentó y con pasaportes a los últimos tres bateadores que enfrentó, quienes posteriormente anotaron después de que fue removido del juego con las bases llenas sin outs en el cuarto inning.

"Me sentí fuerte, pero obviamente no si caminé a tres bateadores en fila. Eso no es normal si me siento bien", manifestó Greinke, cuyo primer entrenamiento primaveral con el uniforme de los Dodgers se vio interrumpido por una gripe, luego por una inflamación en su espalda que necesitó de una inyección y le costó casi todo el mes de inactividad.