SAN DIEGO-- Los Padres de San Diego están felices de ganar, sin importar como sea.

El equipo en último lugar de la División Oeste se alzó con una victoria 8-7 en 12 entradas ante San Francisco cuando un error de Marco Scutaro, segunda base de los Gigantes, permitió que anotara el cubano Yonder Alonso. Alonso había avanzado por un doblete y llegó a tercera por un sencillo de Jedd Gyorko.

Después de haber perdido cinco partidos seguidos, los Padres llevan ganados tres en fila.

Los jugadores dijeron que era alentador tener a tantos involucrados en los 14 hits de la noche, que ayudaron a borrar un déficit temprano de cinco carreras, y que fue tranquilizador que el bullpen lanzara siete entradas en blanco para cambiar de dirección.

San Diego perdía por 5-0 antes de recuperarse con seis carreras en la cuarta entrada, su mayor producción en un solo episodio de la temporada. Alonso y Chris Denorfia tuvieron dobles de dos carreras cada uno ante Barry Zito.

Zito permitió seis carreras --cinco limpias-- en 3 entradas dos tercios en el Petco Park, un lugar donde ya ha tenido problemas. Zito no ha pasado de la quinta entrada en cinco de sus últimas siete aperturas en San Diego, y no ha ganado allí desde el 2 de agosto de 2008.

Por los Padres, el nicaragüense Everth Cabrera de 6-1, el cubano Alonso de 5-3 con dos anotadas y dos producidas, los venezolanos Jesús Guzmán de 1-1, con una anotada y otra empujada, y Alexi Amarista de 1-0.

Por los Gigantes, los puertorriqueños Ángel Pagán de 6-1 con una anotada y Andrés Torres de 5-0, y el venezolano Pablo Sandoval de 6-3 con una anotada.