Francisco Rodríguez. (AP)

Algunos equipos de alto perfil buscan un cerrador…y acaba de resurgir un cerrador de alto perfil.

Dos punteros de su división, Tigres y Medias Rojas, buscan un taponero. Detroit ya designó para asignación al dominicano José Valverde y lo ha sustituido por el momento con el también quisqueyano Joaquín Benoit.

Boston está su tercer cerrador de la temporada. Los Medias Rojas empezaron con Joel Hanrahan, quien se perderá el resto de la temporada debido a una cirugía Tommy John. Y Andrew Bailey no ha rendido en el noveno inning, así que Koji Uehara se ha quedado con el puesto por ahora.

Entre los "vendedores" de cerradores en el mercado de cambios están los Cerveceros de Milwaukee, con el venezolano Francisco Rodríguez. El derecho, luego de que nadie se interesara por sus servicios en el invierno, ha revivido su carrera. El sábado pasado se convirtió en el 25to lanzador de Grandes Ligas en alcanzar los 300 juegos salvados.

Los Cerveceros le dieron un contrato de liga menor en abril y lo subieron en mayo. Después de que el entonces taponero Jim Henderson ingresara a la lista de lesionados, Rodríguez asumió el puesto de cerrador y lo hizo muy bien.

"El Kid" ya no tiene la recta de antes; su velocidad ha estado entre 90 y 93 millas por hora. Pero sus demás lanzamientos se ven bastante afinados y su comando ha sido excelente.

En 15.1 innings y 16 presentaciones, Rodríguez tiene efectividad de 0.59. Ha dado tres bases por bolas con ocho hits permitidos, a la vez que ha ponchado a 16 bateadores. Lleva de 6-6 en situaciones de salvamento.

Su historial no necesita justificarse. Rodríguez tiene el récord de más salvados en una temporada, 62 en el 2008 con los Angelinos. Tiene bastante millaje, pero a sus 31 años de edad tiene que estar cerca del retiro.

Mientras tanto, los Cerveceros no necesitan quedarse con el venezolano. Milwaukee está a 15.5 juegos del primer lugar de la División Central de la Liga Nacional.

De hecho, el manager Ron Roenicke ha vuelto a poner a Henderson como cerrador del club, utilizando a Rodríguez en días pasados solamente porque el primero había lanzado en tres juegos consecutivos.

Generalmente los canjes por relevistas no producen mucho talento a cambio, pero en este caso Milwaukee podría recibir por lo menos un buen prospecto del pitcheo por Rodríguez.

Del otro lado, el equipo que adquiriera a Rodríguez no tendría que verlo como un taponero a largo plazo. Con un salario este año de poco más de US$2 millones, el contrato no representaría un gran riesgo. Pero podría rendir grandes dividendos.

La muestra de Rodríguez en el 2013 no ha sido la más grande del mundo. Sin embargo, hay suficiente indicios de que Francisco Rodríguez ha vuelto a acercaerse a quien una vez fuera "K-Rod".

Y ésa podría ser la respuesta para un equipo como Detroit o Boston.