Everth Cabrera. (Ross D. Franklin/AP)

SAN DIEGO, California -- El campocorto nicaragüense de los Padres Everth Cabrera eludió contestar si Grandes Ligas contempla suspenderle por su vínculo con la trama de dopaje de la clínica Biogenesis.

Cabrera habló el miércoles antes de jugar ante los Rojos de Cincinnati. Cabrera fue incluido en la alineación de San Diego, como primero al bate. Podría ser su último juego antes del fin de semana.

El nicaragüense dijo que no puede hablar sobre la situación ahora mismo: "Esperen por las noticias", señaló.

Si Cabrera es suspendido 50 juegos por una primera infracción al reglamento antidopaje, perdería 348.361 dólares de su salario de 1.275.000 de dólares.

A menos que se programen partidos pospuestos, no podría jugar hasta el 27 de septiembre, lo que significa que volvería para la última serie de la campaña en San Francisco.