Aramis Ramírez.

PITTSBURGH - Aramis Ramírez es uno de los grandes antesalistas ofensivos en la historia de Grandes Ligas, pero ha surgido la siguiente interrogante: ¿Tiene el dominicano destino al Salón de la Fama de Cooperstown?

Una encuesta no científica de varios votantes para el Salón sugiere que el toletero de 35 años quedará corto.

Ramírez llegó a los 2,000 hits de por vida en junio y arribó a los 350 jonrones el martes en una victoria de los Cerveceros sobre los Piratas. Sus 347 cuadrangulares como tercera base lo coloca en el séptimo lugar de todos los tiempos, detrás de los Salón de la Fama Mike Schmidt (509) y Eddie Mathews (486), además de Chipper Jones (389), Graig Nettles (368), Matt Williams (359) y el dominicano Adrián Beltré (357).

El quisqueyano ha puesto números similares al del más reciente antesalista en ser exaltado al Salón de la Fama, el ex Cachorro Ron Santo. Ramírez lleva promedio de por vida de .285 y Santo tuvo .277; el primero ha conectado 350 bambinazos y ha empujado 1,262 carreras, mientras que el segundo tuvo 342 con 1,331.

Sin embargo, el gurú estadístico de MLB.com, Roger Schlueter, ha sugerido que uno de los fuertes de Ramírez-su consistencia-podría ser un factor en su contra. En otras palabras, la carrera del dominicano no cuenta con un claro apogeo y, por más impresionantes que sean sus aportes anuales en sus equipos, quedan cortos para que sean tomados en cuenta para Cooperstown.

En la tercera almohadilla, en sentido general Ramírez ha sido calificado como un antesalista promedio. Y tradicionalmente, los votantes han tenido problemas con los que defienden la tercera base, la posición menos representada en el Salón de la Fama.

Ramírez, quien se ha visto limitado por una persistente lesión en la rodilla izquierda toda la temporada, está firmado con Milwaukee hasta el final del 2014. El oriundo de Santo Domingo ha dicho que pretende jugar mientras su cuerpo le permita ser un titular en Grandes Ligas.

No quiso hablar sobre sus posibles argumentos para Cooperstown.

"Siempre digo que veré mis números cuando me retire", dijo al respecto. "Tendré que ver a los antesalistas que están en el Salón de la Fama y qué clase de números tienen, porque no tengo idea.

"Jugaré lo más que pueda", continuó. "Las lesiones son un factor clave con la edad; te pueden afectar mucho. La menor cantidad de turnos que he agotado en Grandes Ligas (en una temporada completa, 306) fue en el 2009. Este año, posiblemente no llegue a eso. Cuando entras en edad, se vuelve más difícil y voy a seguir trabajando duro para volver más fuerte el año que viene".