Nick Hundley. (Gregory Bull/AP)

PURCHENA - Con apenas dos semanas para el final y con la mente puesta en gran medida en la próxima temporada, cabe destacar la labor ofensiva que Nick Hundley está llevando dentro del equipo.

Tras los impresionantes números de Venable y Gyorko en la segunda mitad de la temporada, que lideran a los Padres en carreras impulsadas y en cuadrangulares, destaca el aporte en carreras que el receptor está brindando a los Padres. Detrás de ellos, siempre aparece el nombre de Hundley, logrando grandes batazos que han aportado carreras importantes para lograr victorias en este tramo de la temporada.

Si bien sus números en la temporada, en lo que se refiere a cuadrangulares y en carreras impulsadas, han destacado en el seno del equipo como una de las mejores aportaciones de los peloteros de San Diego, donde Hundley no ha terminado de destacar de manera significativa, ha sido en su porcentaje de bateo y su porcentaje de embarsarse.

Estas siguen siendo asignaturas pendientes del receptor de los Padres, que apenas acumula un porcentaje de bateo de .236 y un porcentaje de embarsarse de .294, siendo ambos porcentajes de los más bajos del equipo entre aquellos que han acumulado más de 200 turnos de bateo.

Pero cuando ha logrado conectar batazos, estos han sido muy destacados por llegar en momentos clave. De sus 78 hits, 11 terminaron pasando la cerca y en 40 ocasiones, sus compañeros terminaron pisando el home, lo que indica la efectividad de su aportación ofensiva, a pesar de sus porcentajes de bateo y de embasarse.

Con él llego por fin, la estabilidad que los Padres llevaban buscando durante años para el puesto de receptor. Tras su llegada a la titularidad en el equipo, quedaban atrás la era de Henry Blanco, Yorbit Torrealba y un carrusel de receptores que no tenían continuidad en San Diego.

En esta temporada se esperaba mucho de Yasmani Grandal, un novato que causó increíbles sensaciones la pasada campaña. Se preveía una dura pugna entre ambos, por lograr el puesto de jugar día a día. El veterano y la joven promesa que lucharían por brindar al equipo un puesto de garantías para la temporada.

Pero la suspensión de Grandal para los primeros 50 juegos de la temporada, volvieron a dar a Hundley una nueva oportunidad de liderar, sin ningún tipo de dudas, el puesto de receptor de los Padres.

Y sus números, sobre todo después del Juego de las Estrellas, están dando la razón a aquellos que piensan que con Hundley al frente, y con Yasmani Grandal en el horizonte, los Padres pueden tener cubierta esta posición de cara al futuro.

Pero no hay que olvidar que el receptor cubano de los Padres, necesitará operarse para reparar un ligamento en la rodilla derecha, que lesionó en Washington y no solo no ha podido afrontar con el equipo la recta final del 2013, sino que es duda para el inicio del 2014 y posiblemente se incorpore al equipo a mediados de la próxima temporada, repitiendo la situación que la receptoría ha vivido este año.

Hundley volverá a llevar casi todo el peso y la responsabilidad de brindar a los Padres un puesto sólido en el 2014, con el fin de contribuir a la construcción de un equipo competitivo en el Oeste de la Nacional. Volverá a superar con creces al resto de receptores de los Padres en número de juegos disputados. Volverá a ser clave en el roster de los Padres, del mismo modo que lo ha sido en los últimos años.

Hasta pronto desde España.

Cualquier comentario es siempre bienvenido en padreshispanos@yahoo.com, y si desea seguir la actualidad de los Padres de San Diego y conocer más noticias en español de nuestro equipo, no duden en seguir la página oficial en español de los Padres de San Diego, padresbeisbol.com y el blog PADRES HISPANOS, así como a través de PADRES HISPANOS EN FACEBOOK y a través de twitter en @BerkutMartin.