Alberto Callaspo. (John Froschauer/AP)

OAKLAND - Para Alberto Callaspo y Chris Young-nuevos en los Atléticos este año-estar en playoffs con el dirigente Bob Melvin no es ninguna novedad. Ambos estuvieron en la postemporada bajo el mando del manager en el 2007 con los Diamondbacks, cuando Arizona avanzó a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Ahora, seis años después, se encuentran en diferentes etapas de su carrera, pero con el mismo respeto por Melvin y con la misma meta: Llegar a la Serie Mundial.

"Gracias a Dios estoy aquí; estoy aquí para contribuir en el equipo", dijo el venezolano Callaspo, quien llegó a Oakland en un cambio con los Angelinos el 30 de julio. "Es una emoción más. Me gusta estar en esta posición y ojalá sea por mucho tiempo".

Al igual que Callaspo, quien pasó de ser el tercera base titular de los Angelinos a su antiguo rol de utility al pasar a los Atléticos, Young ha tenido que acoplarse a un nuevo papel en Oakland este año. Después de seis temporadas como jardinero central titular de los Diamondbacks, el guardabosque de 30 años jugó en apenas 107 partidos en la temporada regular, su menor cantidad desde que se estableció en Grandes Ligas de una vez por todas en aquella campaña del 2007.

Sin embargo, aunque no es el rol que preferiría Young, éste no tiene quejas con la forma en que Melvin ha manejado una situación tan delicada.

"Él se ha portado muy bien conmigo", afirmó Young, quien bateó apenas .200 en 335 turnos en la campaña regular. "Siempre ha sido un manager que les hace saber a sus jugadores qué está pasando. Creo que es ahí que vienen los problemas, cuando un manager no comunica lo que está pasando y el jugador tiene que adivinar las cosas. Me ha hecho saber cuándo juego y cuándo no.

"Siempre he dicho sobre Bob, aun cuando estaba en Arizona, que es uno de los mejores a la hora de manejar las personalidades de los peloteros, que es uno de los aspectos más difíciles del béisbol. Él es de los mejores".

En el papel ni Young ni Callaspo se perfilan como grandes protagonistas para esta postemporada, que para los Atléticos inicia el viernes con su Serie Divisional contra los Tigres de Detroit. Pero con la conformación del equipo de Oakland, en la que juegan tantos jugadores diferentes, cualquier cosa es posible-sobre todo con dos peloteros que tienen una buena cuota de historial con el capataz.

"Me he sentido bien", dijo Callaspo sobre su tiempo en los Atléticos, que a esta altura cuenta con Josh Donaldson en la tercera, Jed Lowrie en el campo corto y Eric Sogard en la segunda. "Es como cuando empecé mi carrera de Grandes Ligas, estaba así jugando en todas las posiciones y no se me hace difícil".

Agregó Young: "Trato de estar listo cuando recibo la llamada. Y cuando no, tratar de apoyar a mis compañeros lo mejor posible para ayudarlos. Para mí ha sido el mismo programa todo el año, así que entiendo lo que es mi rol en este equipo y trato de aprovechar al máximo".