Bartolo Colón. (Ben Margot/AP)

OAKLAND - Hace un año, mientras sus Atléticos perdían una reñida Serie Divisional ante los Tigres que fue al máximo de cinco juegos, Bartolo Colón estaba lejos del equipo de Oakland, debido a su suspensión por violar la política antidopaje de Grandes Ligas en la temporada regular del 2012.

Ahora, para la revancha con Detroit, el dominicano Colón será el abridor del Juego 1 de la serie en Oakland el viernes.

"Estaba viendo los juegos por televisión", dijo Colón al recordar la postemporada del 2012. "Voy a hacer lo mejor para el equipo".

Se sabe que Colón es un pelotero de muy pocas palabras. Pero este año, en medio de la interrogante de cómo volvería de su suspensión, dejó que su actuación en el montículo hablara por él. A sus 40 años, tuvo récord de 18-6 con efectividad de 2.65, la mejor de su larga carrera.

En el invierno del 2012-13, Colón firmó un contrato de un año y US$3 millones con los Atléticos y se disculpó con sus compañeros por lo sucedido la campaña anterior.

"Él sentía que tenía que hacer eso", dijo al respecto el manager de Oakland, Bob Melvin. "Salió de eso y desde entonces ha sido parte íntegra (del equipo). Fue decepcionante para él perderse el final del año pasado, por los motivos que se han documentado, pero ha hecho todo lo que se puede para ser el compañero que ha vuelto a ser".

Efectivamente, Colón goza del cariño y del respeto de sus compañeros en Oakland, basándose en los comentarios de los otros integrantes del equipo.

"Ha sido el número 1 para nosotros, el que nos pone la mesa", dijo el cerrador de los Atléticos, Grant Balfour. "Es fenomenal salir a hacer eso. Todo el mundo habla de su edad, pero para mí eso es simplemente un número. Sale a tirar por las 94-95 millas por hora, tiene un gran material y tira strikes para retar a los bateadores.

"Es un muchacho callado, pero se le nota una gran cualidad competitiva por dentro".

Autor de 189 victorias en 16 temporadas de Grandes Ligas, Colón ya no posee esa recta dominante de su juventud. Pero ahora combina de manera bien eficaz una recta de cuatro costuras con otra de dos costuras, agregando ocasionalmente un cambio de velocidad y un slider. A esta altura de su carrera, el quisqueyano ha sabido combinar el talento en el brazo con la inteligencia.

"Siempre sabe lo que hace", dijo el receptor de Oakland, Derek Norris. "Siempre hay un objetivo con cada pitcheo. Si falla en la parte alta de la zona, es porque está preparando al bateador para otra cosa. Él tira lo que quiere el 100% del tiempo".

De por vida en postemporada, Colón lleva marca de 2-3 con promedio de carreras limpias de 3.61 en nueve aperturas con los Indios y los Angelinos. Sin embargo, su última presentación en playoffs fue hace ocho años, cuando abrió por los mismos Angelinos vs. los Yankees en una Serie Divisional de la Liga Americana.

¿Habrá nervios o presión, con tanto tiempo sin lanzar en postemporada y siendo el as de un equipo que aspira a llegar lejos?

"Con la edad que tengo ahora, no hay presión", dijo Colón. "No tengo presión porque tengo bastante experiencia".

Eso sí. De hecho, Colón se convertirá en el lanzador de más edad en la historia de los Atléticos en Oakland en abrir un juego de postemporada-y es mucho decir, tomando en cuenta el amplio historial de octubre del equipo desde que se mudó a esta localidad en 1968.

En cuanto a sus duelos con los Tigres, el dominicano quiere cambiar las cosas. En 27 presentaciones de por vida vs. Detroit, Colón lleva 8-10 con 5.40. El derecho no le gana a los felinos en más de 10 años, siendo su última victoria en abril del 2003.

En dos salidas ante los pupilos de Jim Leyland este año, Colón salió sin decisión en ambas ocasiones, permitiendo cuatro carreras limpias en 12.0 innings. Y por supuesto, cuando se habla de los Tigres de estos tiempos, hay que mencionar a Miguel Cabrera. Esté el venezolano en plena salud o no, Colón sabe que hay que tenerle mucho cuidado siempre.v "Para mí es uno de los mejores bateadores que hay ahora mismo en Grandes Ligas", dijo Colón. "Todo el tiempo que estuvo subiendo como chamaquito siempre fui fanático de él".

Este no es el momento de ser fanático de él, sino de hacerle out. Ese es el reto de los lanzadores de Oakland para esta serie. Los Atléticos cuentan con Colón como el primero en dar la cara desde la lomita.

"Contamos con esa presencia veterana que va a iniciar las cosas", dijo Melvin. "No tuvimos eso el año pasado. Todos éramos novatos el año pasado cuando empezaron los playoffs, pero ahora tenemos un veterano que ha lanzado muchos juegos, que ha tirado en postemporada y que quiere ser el líder este año también".