Carlos Santana

CLEVELAND -- Este invierno, el versátil receptor de los Indios, el dominicano Carlos Santana, verá acción como antesalista en la pelota invernal de su país, lo cual podría permitirle agregar otra posición a su repertorio.

El manager de la Tribu, Terry Francona, advirtió que no hay que adelantarse. Se trata de ser un experimento para Santana -- uno que podría cambiar el lineup de Cleveland y hasta la estrategia del equipo para la temporada baja.

"Va a ir y a jugar a un poco en la tercera base, nada más para ver", dijo Francona. "La tercera base era su posición original, pero de eso ya hace como ocho años. No perdemos nada. De todos modos, quería algunos turnos al bate. Si quiere ir allí a intentarlo, sólo nos puede traer cosas buenas".

Varios factores contribuyeron a la decisión de poner a prueba a Santana en la tercera base.

Santana, quien ha fungido como el cátcher titular de Cleveland durante las últimas temporadas, vio su tiempo de juego detrás del plato reducido en el 201 a medida que el brasilero Yan Gomes fue estableciéndose como mejor defensor en dicho puesto. Para mantener a Santana, un bateador ambidiestro, en el lineup, el club lo usó más como bateador designado e inicialista en la segunda mitad y también como receptor suplente.

Santana había visto acción como primera base de medio tiempo durante las últimas temporadas, pero dicho puesto ahora le pertenece a Nick Swisher. Por lo tanto, a Santana no le quedó más que fungir como bateador designado principal en la segunda mitad del 2013. Aunque aceptó dicho rol con el fin de ayudar a los Indios a lograr su meta de llegar a la postemporada, Santana reconoció en septiembre que no disfruta el rol de BD.

"Es un poco difícil para mí", dijo en aquel entonces. "Pero lo que quiero es ganar. El manager puso a Yan detrás del plato y ha hecho un buen trabajó. Por lo tanto, estamos bateando mejor y jugando mejor en la receptoría. Es difícil para mí, pero no le doy mente. Confío en el lineup que el capataz pone el terreno a diario". Por su parte, Francona le dejó en claro a Santana que los Indios lo consideran más que un bateador designado.

"No queremos que sea un BD de tiempo complete", dijo Francona. "Es una situación especial. Su habilidad para cambiar de posición afecta a todos los demás. Queremos contar con su bate en la parte gruesa del orden ofensivo. Su habilidad para jugar la primera base y en la receptoría es una habilidad singular. Entre más posiciones pueda defender, más oportunidades nos da de incorporar bates a nuestra alineación. Él está dispuesto, así que nosotros también".

La última vez que Santana fungió como tercera base con regularidad fue en el 2006, cuando disputó 38 juegos como antesalista en la fina de los Dodgers. Según el gerente general de los Indios, Chris Antonetti, fue el mismo Santana quien propuso la idea de volver a ponerse a prueba en esquina caliente.

"Estamos enfocados en encontrar la manera de que Carlos tenga el mayor impacto posible en nuestro equipo", dijo Antonetti. "Una forma es que pueda aportar más allá del rol de bateador designado. Obviamente, sabemos que es capaz de jugar en l receptoría. También ha demostrado que puede defender la primera base".

Según Francona, el coach de la tercera base de los Indios, Mike Sarbaugh, quien también funge como instructor del cuadro interior del club, tiene previsto viajar a la República Dominicana a trabajar con Santana en la tercera base. Si todo sale bien, es probable que el quisqueyano vea acción en la antesala en los entrenamientos.

Lo que sí está claro es que, a pesar de que Gomes se ha adueñado del puesto de receptor titular, los Indios quieren contar con el bate de Santana en el lineup. En el 201, Santana bateó para .268 con un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .832, 20 jonrones, 60 extrabases, 75 carreras anotadas y 94 boletos.

Si Santana demuestra ser una opción viable para la tercera base, Cleveland podría verlo como una oportunidad de maximizar el aporte ofensivo en dicha posición. Los antesalistas de los Indios terminaron en el último lugar en la Liga Americana en el 2013 con un promedio colectivo de .218 y un porcentaje de embasarse de .274.

La Tribu también podría optar por buscar una alternativa.

"Dependerá de cómo le vaya a Carlos en la pelota invernal y que otras opciones existan", dijo Antonetti. "No se trata de una posición en la cual hay mucha profundidad que digamos en el mercado".