Carlos Beltrán. (Jeff Roberson/AP)

NUEVA YORK -- Carlos Beltrán está de vuelta en Nueva York, pero esta vez en el Bronx.

El estelar jardinero puertorriqueño pactó el viernes con los Yanquis por tres años y 45 millones de dólares, dijeron dos personas con conocimiento del acuerdo. El fichaje de Beltrán se concretó apenas horas después que el intermedista Robinson Canó decidió irse a Seattle, y el mismo día que el pitcher Hiroki Kuroda aceptó regresar para 2014.

El acuerdo de Beltrán fue divulgado a la AP bajo la condición de permanecer en el anonimato, porque todavía faltaban los exámenes médicos de rigor y no había un anuncio oficial. El New York Daily News reportó primero el pacto.

Beltrán, de 36 años, ha sido elegido en ocho ocasiones al Juego de Estrellas, y jugó con los Mets entre 2005-11, cuando fue canjeado a San Francisco. El boricua firmó un contrato por dos años y 26 millones de dólares con los Cardenales de San Luis antes de la temporada de 2012, y este año disputó su primera Serie Mundial.

Aquejado por lesiones en las rodillas, Beltrán ha mantenido su potencia en el bate, especialmente en la postemporada. Bateó .296, con 24 jonrones y 84 impulsadas este año con los Cardenales, y agregó dos cuadrangulares y 15 remolcadas en los playoffs. Beltrán se lastimó las costillas en el primer partido de la Serie Mundial cuando chocó con la verja del jardín derecho en Fenway Park al robarle un grand slam al jugador de Boston, David Ortiz.

Beltrán se integra a unos jardines de los Yanquis que cuentan con Brett Gardner, Ichiro Suzuki y Alfonso Soriano, además de Jacoby Ellsbury, quien acaba de pactar por siete años y 153 millones.

El puertorriqueño probablemente se desempeñará también como bateador designado.