Dayán Viciedo.

CHICAGO - El cubano Dayán Viciedo no logró hallar su ritmo en el 2013 ni pudo construir sobre lo que fue una primera temporada impresionante en Grandes Ligas.

Una lesión en un músculo oblicuo en abril y otra en el pulgar izquierdo en agosto le robaron su poder al jardinero de los Medias Blancas el año pasado. Tras conectar 25 jonrones en el 2012, Viciedo conectó 14 bambinazos y vio acción en apenas 124 compromisos en el 2013. Sus carreras producidas también se vieron reducidas de 78 a 56.

Pero Viciedo dice estar en salud de cara a los entrenamientos y cuenta que le hizo "pequeños ajustes" a su swing durante el invierno.

Ahora falta ver qué tantas oportunidades tendrá Viciedo de demostrar su poder en el 2014.

Con el venezolano Avisaíl García en el jardín derecho y Adam Eaton, quien fue adquirido durante el invierno, en el jardín central, todo luce indicar que Viciedo y el ex guardabosque central titular del equipo, el dominicano Alejandro de Aza, compartirán el rol de jardinero izquierdo.

Aunque ese sigue siendo el caso faltando aproximadamente dos semanas para que comiencen los entrenamientos, Viciedo dice que no le ha dado mucha mente.

"Mi deber es hacer lo que me pidan, cuando me lo pidan. Cuando me necesiten, tengo que salir y producir", dijo Viciedo. "Creo que mientras me enfoque en hacer lo necesario para prepararme y en estar listo para lo que sea que se me pida, estoy bien".

Viciedo pretende continuar con el éxito que tuvo en los últimos 30 juegos del 2013, en los cuales bateó para .333 con porcentaje de embasarse de .359, slugging de .505, cuatro jonrones, siete dobles y 19 remolcadas.

Aunque cumplirá apenas 25 años de edad en marzo, el 2014 marcará la tercera temporada completa de Viciedo en Grandes Ligas. ¿Será por fin este el año en que esté a la altura de su potencial?

Según el coach de bateo de los Medias Blancas, Todd Steverson, se trata de una pregunta peligrosa. Por ejemplo, ¿habría decepcionado Viciedo, a quien se le considera un bateador de poder, si termina con un promedio de .315, 10 jonrones y un porcentaje de embasarse de .380?

"Si la gente lo califica como un tipo de poder y solamente conecta 10 bambinazos, algunas personas quizás dirían, 'Mejor que batee .270 con 25 cuadrangulares'", señaló Steverson, quien agregó que no consideraría una temporada semejante un fracaso para Viciedo.

Eso Viciedo parece entenderlo. El cubano dice que los ajustes que ha hecho siempre han sido con el fin de "dar buenos swings y hacer buen contacto".

Eso es precisamente lo que Steverson quiere que Viciedo haga esta temporada.

¿Qué si tiene mucho talento? Definitivamente", dijo Steverson. "Tiene suficiente poder como para conectar 25 o 30 jonrones al año, no es tan lento al correr, batea a todos los bandos, juega buena defensa. Es por eso que los Medias Blancas lo firmaron hace tiempo, porque le veían un potencial para el futuro.

"Ahora está en el nivel más alto y es hora de que haga la transición y se convierta en un ligamayorista titular sólido".