Francisco Cordero

BRADENTON, Florida -- El retiro puede esperar.

El relevista dominicano Francisco Cordero, fresco después de tomarse un año sabático fuera del béisbol, está de regreso en la loma y actualmente compite por un lugar en el roster de los Medias Rojas.

 

El tres veces integrante del Juego de Estrellas no recibió la oferta que buscaba el año pasado y prefirió permanecer en casa. Ahora, un año más viejo y a dos años de haber tenido la temporada más difícil de su carrera, Cordero la está pasando de maravilla en los entrenamientos primaverales de los Medias Rojas.

 

Cordero, quien habló previo a la victoria de Boston por 4-1 sobre los Piratas el domingo, enfatizó que su amor por el juego se ha intensificado después de un año de inactividad. El derecho admitió que fue difícil estar fuera del diamante, y dijo que decidió darse una oportunidad a sabiendas de que todavía es capaz de lanzar a un buen nivel.

 

Simplemente estaba pasando el rato. Entrenaba y todo eso con la esperanza de encontrar empleo", declaró Cordero. "No fue mi opción permanecer en casa, pero al mismo tiempo, lo disfruté. Pude pasar mucho tiempo junto a mi familia y amigos y hacer cosas que no hacía en mucho tiempo. Como jugadores no somos eternos. Pero pensé, 'Todavía no es tiempo'. Creo que todavía puedo lanzar uno o dos años más".

 

Cordero, quien ocupa la 13ra posición en la lista de juegos salvados de todos los tiempos (329), lanzó para el manager John Farrell en Toronto en 2012, pero resultó ser uno de los años más adversos en su carrera. Cordero tuvo un promedio de efectividad de 5.77 en 41 presentaciones por los Azulejos antes de ser canjeado a Houston y posteriormente dado de baja.

 

Esa experiencia - y la falta de interés por sus servicios- hizo que Cordero se retirara temporalmente de los diamantes. Pero en lugar de ver mermar su nivel de juego mientras permanecía fuera de la loma, el veterano dijo que el descanso le ayudó a revitalizarse tanto mental como físicamente.

 

"No estaba tirando, y sólo estaba descansando. Pero podía entrenar más fuerte de lo que estaba entrenando. De hecho me puse a dieta y pude bajar 28 libras de peso", destacó Cordero acerca de su año de inactividad. "No creo que pueda lanzar al mismo nivel que lo hacía antes, pero voy a cumplir 39 años en mayo. Sé que con la clase de lanzamientos que tengo, todavía puedo poner a gente fuera. No voy a pasar a bateadores con mi recta como lo hacía antes. En mi situación, tengo que ser inteligente. Tienes que ubicar mis pitcheos y lanzar strikes. Tratar de que no queden colgados".

Mientras entrena con los campeones defensores de la Serie Mundial esta primavera, Cordero dijo que se siente como un jovencito. El veterano tiró un noveno inning en blanco en contra de Pittsburgh el domingo, con lo que llegó a cuatro presentaciones consecutivas sin permitir carrera en el inicio de los entrenamientos primaverales. Cordero ha ponchado a seis y cedido cuatro hits.

 

Farrell dijo que el relevista dominicano ha impresionado hasta ahora en la pretemporada. Cordero ya no exhibe aquella explosiva recta que lo ayudó a hilvanar siete campañas con 30 o más juegos salvados, pero ha demostrado la habilidad para adaptarse e improvisar.

 

"No está lanzando como un tipo que estuvo fuera de acción por un año", subrayó Farrell. "Está tirando muchos strikes. Es bien similar al pitcher que estuvo en Toronto y Houston hace dos años. Ha hecho los ajustes necesarios para la etapa de su carrera en la que se encuentra, ahora tiene que lanzar más y recurrir a una variedad de pitcheadas en lugar de depender solamente de la velocidad. Está mostrando eso esta primavera".