Emilio Bonifacio. (AP)

El 4 de abril de 1996, el primera base de los Cachorros, Mark Grace, dio doble, sencillo y empujó dos carreras en la victoria de Chicago por 9-6 sobre los Dodgers.

Los Cachorros tenían marca de 2-1 en la joven temporada y Grace había contribuido en grande a la causa con tres juegos seguidos de dos hits o más. De hecho, empezó aquella campaña con siete indiscutibles en sus primeros 14 turnos.

Grace daría otros tres hits en el cuarto choque del año y terminaría ese mes de abril con 42 inatrapables. Dicha hazaña lo hizo apenas el tercer jugador de los Cachorros en dar al menos dos hits en cada uno de los primeros cuatro partidos de la temporada.

Ningún pelotero de Chicago entre 1914 y el 2013 conectó más de esa cantidad en marzo/abril. Pero en sus primeros tres juegos del 2014, el dominicano Emilio Bonifacio ya ha recorrido la cuarta parte del camino.

Bonifacio se fue de 16-11 en la primera serie de la temporada de los Cachorros en Pittsburgh. El quisqueyano es el décimo jugador de Chicago desde 1914 (y el único primer bate) en abrir la campaña con al menos dos hits en cada uno de los primeros tren encuentros del conjunto. Antes de Bonifacio, su compatriota Starlin Castro era el último en hacerlo, en el 2011.

Bonifacio-quien también se robó cuatro bases en los tres juegos vs. los Piratas-es el segundo primer bate desde 1914 en conectar al menos dos hits y robarse una almohadilla en cada uno de los primeros tres partidos de su equipo. En 1927, el jardinero de los Gigantes, Ty Tyson, abrió la campaña con un partido de cinco hits y un robo. Siguió eso con dos indiscutibles y dos bases robadas, y luego dos inatrapables más y una estafa.

Entre 1914 y el 2013, la mayor cantidad de hits de un jugador de los Cachorros en los primeros tres juegos de una temporada fue 10, de Randy Jackson en 1954. En esa temporada, Jackson abrió el año con dos hits en el Día Inaugural y luego conectó cuatro en cada uno de los siguientes dos. En ese trecho, el tercera base también empujó siete carreras.

Esta no es la primera vez en su carrera que Bonifacio ha tenido un gran arranque. En el 2009 con los Marlins, empezó el año con cinco juegos seguidos de dos hits o más y conectó 14 en sus primeros 24 turnos al bate. Ese año el dominicano dio cuatro indiscutibles en el Día Inaugural, logró que repitió en el 2014.

Bonifacio es uno de 12 jugadores desde 1914 en dar cuatro hits o más en dos Días Inaugurales diferentes. Se une a Don Baylor, Dante Bichette, Ira Flagstead, Joe Gedeon, Babe Herman, Billy Herman, Jeff Kent, John Mayberry, Aaron Miles, Xavier Nady y Buck Weaver. Bonifacio, Miles y Weaver son los únicos bateadores ambidextros en ese grupo.