SAN LUIS -- El puertorriqueño Yadier Molina produjo tres carreras con un doblete en el primer inning, para apoyar la faena eficaz de Michael Wacha, y los Cardenales de San Luis debutaron en casa con el pie derecho, al superar el lunes 5-3 a los Rojos de Cincinnati.

Wacha superó a Tony Cingrani en una reedición del duelo entre dos de los mejores brazos jóvenes de las mayores.

Los 47.492 espectadores representaron la mayor concurrencia observada en los nueve años del Busch Stadium. Desafiaron la lluvia que había caído durante la mañana y las temperaturas de apenas cuatro grados centígrados (40 Fahrenheit) para ver el primer encuentro de los campeones de la Liga Nacional en casa y atestiguar un conjunto de nuevas instalaciones, conocido como Ballpark Village.

Cientos de personas se congregaron en el complejo adjunto al parque, que incluye cinco bares y butacas en el nivel más alto de la tribuna.

Los Cardenales sonaron tres hits y tramitaron un pasaporte en los primeros cinco turnos para tomar una temprana ventaja ante Cingrani (0-1), quien hace seis días permitió dos inatrapables en siete innings sin tolerar carrera, en Cincinnati.

En la séptima entrada, los Cardenales rayaron otro par de veces, con remolcadas de Matt Holliday y Allen Craig ante Trevor Bell.

San Luis cortó así una racha de tres derrota seguidas en juegos inaugurales de la campaña en casa, incluida una paliza sufrida ante los propios Rojos el año pasado.

Wacha (1-0), de 22 años, no había permitido una carrera en 21 innings de por vida contra Cincinnati, antes de que el cubano Brayan Peña y el emergente curazoleño Roger Bernadina le sonaran dobles seguidos en el quinto acto, para reducir a 3-1 la ventaja de los Cardenales.

Por los Rojos, el cubano Peña de 4-3 con una anotada. El boricua Neftalí Soto sin turno oficial pero con una remolcada.

Por los Cardenales, el puertorriqueño Molina de 4-1 con tres impulsadas. El dominicano Jhonny Peralta de 3-0.