Bud Selig. (AP)

BALTIMORE, Maryland, EE.UU. -- Los tres candidatos al puesto de comisionado de la organización de Grandes Ligas (MLB) expusieron el miércoles sus propuestas antes los 30 clubes, un día antes de la votación.

En 46 años, no se había realizado una elección de comisionado con varios contendientes.

El jefe de operaciones de organización de Grandes Ligas (MLB), Rob Manfred; el presidente de los Medias Rojas de Boston, Tom Werner, y el vicepresidente ejecutivo de negocios de las mayores, Tim Brosnan hablaron ante ejecutivos de los equipos en un hotel ubicado a pocas calles del Camden Yards, la casa de los Orioles de Baltimore, en un intento por ganar los 23 votos necesarios para reemplazar a Bud Selig en enero.

Cada uno habló durante aproximadamente una hora. Varios recurrieron a diapositivas mediante el software PowerPoint.

Por la noche, los dueños asistieron a una recepción en un sitio aledaño al parque. Los ejecutivos se dividieron en tres grupos de 10 integrantes para la sesión del jueves, en la que harán preguntas antes de la votación.

El voto se debe emitir por escrito, en una papeleta de carácter secreto. Se requiere una mayoría de tres cuartas partes para que un candidato obtenga el puesto.

"Evidentemente ésa es la intención", dijo el dueño de los Yankees de Nueva York, Hal Steinbrenner, respecto a la posibilidad de elegir al nuevo comisionado el jueves. "Por eso estamos todos aquí".

Selig, de 80 años, ha estado al frente de la MLB desde septiembre de 1992, primero como presidente del consejo ejecutivo de béisbol y desde julio de 1998 como comisionado. El ex dueño de los Cerveceros de Milwaukee anunció a finales del año pasado que planea retirarse en enero de 2015.

Los dueños han estimado que Manfred tiene el apoyo de entre 20 y 21 clubes de cara a las reuniones. Werner cuenta con el respaldo de cerca de seis y Brosnan de uno: los Rojos de Cincinnati.

Manfred, de 55 años, ha estado involucrado en el béisbol desde 1987. Comenzó como abogado en el despacho Morgan, Lewis & Bockius.

Se convirtió en el vicepresidente ejecutivo de relaciones laborales y recursos humanos en 1988, asumió un papel ampliado como vicepresidente ejecutivo de asuntos económicos y de la liga en 2012 y en septiembre pasado fue ascendido a jefe de operaciones. Ayudó a liderar las negociaciones para los últimos tres contratos colectivos con el sindicato de peloteros y el acuerdo antidrogas conjunto que entró en efecto en 2002 y que se ha endurecido en repetidas ocasiones.

Werner, de 64 años, fue el dueño controlador de los Padres de San Diego entre 1990 y 1994 y ha sido parte del grupo propietario de los Medias Rojas desde 2002.

Mientras laboró para la cadena televisiva ABC ayudó a crear el programa "Mork & Mindy" con Robin Williams y después fue productor ejecutivo de "El Show de Cosby" y "Roseanne" en The Carsey-Werner Co., que dirigió al lado de Marcy Carsey.

Werner cuenta con el respaldo del dueño de los Medias Blancas de Chicago, Jerry Reinsdorf, y el propietario de los Angelinos de Los Ángeles, Arte Moreno. Otros equipos han dicho que Reinsdorf quiere un comisionado que tome una postura más firme en las negociaciones laborales para un acuerdo que reemplace el contrato colectivo que expira al término de la campaña de 2016.

Brosnan, de 56 años, fue contratado por MLB como vicepresidente de asuntos internacionales en 1991 y se convirtió en director de operaciones de Major League Baseball International en 1994 y vicepresidente senior de propiedades locales e internacionales en 1998. Ha estado en su puesto actual desde 2000.

Abogado al igual que Manfred, Brosnan ha sido una figura clave en las negociaciones de los contratos de transmisión nacional de Grandes Ligas.

No sería algo nuevo que la primera votación arrojara resultados insuficientes para nombrar a un nuevo comisionado.

Los dueños de Grandes Ligas tuvieron dificultades para elegir al sucesor de Spike Eckert, despedido en diciembre de 1968. Con el requerimiento de una mayoría de tres cuartos en la Liga Nacional y Americana, los clubes se dividieron en apoyo al vicepresidente de los Gigantes de San Francisco, Chub Feeney y al de los Yankees, Michael Burke, y fueron incapaces de seleccionar a alguno de ellos en las 19 boletas entre el 20 y 21 de diciembre, reunión que finalizó a las 5:05 de la mañana.

Se eligió entonces a Bowie Kuhn presidente temporal por un año. En agosto, una votación amplió su gestión a siete años.

Kuhn permaneció en el cargo hasta 1984, cuando fue reemplazado por Peter Ueberroth. A. Bartlett Giamatti relevó a Ueberroth en 1989 pero falleció a finales del año y fue reemplazado por Fay Vincent. Selig y Reinsdorf encabezaron un grupo que presionó para que Vincent renunciara en 1992.