Julio Teherán.

ATLANTA - Después de una racha de tres aperturas en las que experimentó malos resultados y la suerte no estuvo de su lado, el lanzador colombiano Julio Teherán se recuperó en su última salida el sábado y demostró que tiene las facultades para ser el as de la rotación de los Bravos.

Teherán desplegó su talento durante seis sólidos innings y ayudó a los Bravos a asegurar su primer serie en casi tres semanas con una victoria por 4-3 sobre los Atléticos, dueños del segundo mejor récord en Grandes Ligas.

"Simplemente traté de enfocarme sobre la loma", dijo Teherán. "En realidad quería ganar ese partido porque venía de perder mis últimas tres salidas y no quiero que eso se vuelva una costumbre. Sólo traté de subir a la loma y dar lo mejor de mí para ayudar a mi equipo a ganar".

Teherán lanzó ocho sólidos episodios pero cargó con la derrota en un duelo contra el as de los Dodgers, Clayton Kershaw, en Los Angeles el 31 de julio.

Seis días después en Seattle, en su apertura No. 58 de por vida, el colombiano cedió nueve hits y seis carreras. Se trató de la primera vez que el derecho pierde dos aperturas consecutivas en su carrera. Pero luego volvió a cargar con la derrota el 1ro de agosto, cuando permitió cinco carreras limpias en contra de los Dodgers en una actuación de 7 1/3 entradas.

Previo a su salida del 6 de agosto en Seattle, Teherán había tolerado al menos cinco carreras limpias en sólo cinco de sus 57 salidas en Grandes Ligas, y abrió el juego del sábado habiendo permitido este total en presentaciones consecutivas.

No pasó mucho tiempo para que Teherán demostrara su verdadero talento al dejar en blanco a los Atléticos hasta que cedió un jonrón de dos carreras de Stephen Vogt en la sexta. Al estacazo de Vogt le siguió un pasaporte otorgado a Brandon Moss con dos outs durante un turno al bate en el que, según Teherán, el umpire del plato Alfonso Márquez redujo la zona de strike.

"Realmente quería tener una salida en blanco", lamentó Teherán. "Sé que la zona de strike estuvo un poco apretada. Pero eso es parte del juego y es algo en lo que prefiero no preocuparme".

El colombiano, quien tiene foja de 11-9 y efectividad de 3.06 en la presente temporada, tendría su siguiente reto el próximo jueves ante los Rojos en el Great American Ballpark.