Joe Torre con su placa. (Jim McIsaac/Getty Images)

NUEVA YORK -- Joe Torre se quedó en el terreno del Yankee Stadium, abrazando a cada uno de los invitados el sábado para el homenaje al manager que conquistó cuatro títulos de la Serie Mundial con el equipo del Bronx.

Si la época de Torre con los Yanquis siempre tuvo la sensación de ser un asunto de familia, ¿por qué habría de ser distinto el día que su número 6 fue retirado por el club?

"Hay un largo camino desde el terreno hasta el Parque de las Leyendas", dijo Torre. "Sin embargo, fui bendecido al poder hacer el recorrido gracias a algunos jugadores muy especiales".

El nuevo integrante del Salón de la Fama del béisbol ahora tiene su número con los otros 16 que los Yanquis han retirado en su Parque de las Leyendas. Ahora que el 6 está fuera de circulación, el 2 de Derek Jeter es el único número de un solo dígito que sigue en uso en un uniforme de los Yanquis.

El capitán de los Yanquis, quien se retirará al final de la temporada, acompañó en el terreno a Soot Zimmer, esposa del difunto Don Zimmer, para entregar a Torre una proclama del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que declara el sábado como el Día de Joe Torre.

Torre se montó en un carrito de golf con Yogi Berra para llegar frente al montículo, donde los Yanquis le presentaron la 29na placa que estará en la zona detrás del jardín central del estadio. El equipo también regaló a Torre un anillo.

Torre, ahora un vicepresidente de Grandes Ligas, es el cuarto integrante de los equipos que conquistaron cuatro Series Mundiales entre 1996-2000 que es exaltado al Parque de las Leyendas. El panameño Mariano Rivera fue homenajeado la temporada pasada, y Tino Martínez y Paul O'Neill recibieron sus placas este verano. El puertorriqueño Bernie Williams será exaltado el próximo año.

Todos menos Rivera estuvieron presentes el sábado para rendir tributo al hombre que condujo a los Yanquis a su primer título desde 1978, con mano firme pero amiga, cuando el dueño era el fogoso George Steinbrenner.

"El comportamiento de Joe siempre era el mismo en un partido, en las buenas y en las malas", indicó Joe Girardi, el actual dirigente de los Yanquis y quien fue catcher en tres de los equipos campeones de Torre.

Torre, oriundo de Brooklyn, tomó las riendas de los Yanquis en 1996 y tuvo éxito inmediato, luego de 14 campañas mediocres al mando de los Mets de Nueva York, Bravos de Atlanta y Cardenales de San Luis.

Los Yanquis disputaron los playoffs en cada una de las 12 temporadas de Torre en la caseta, y ganaron seis títulos de la Liga Americana. Torre dejó el cargo después de la campaña de 2007.