© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

11/27/12 5:48 PM ET

Con una llamada pendiente

Craig Biggio tranquilo ante la posibilidad de ir al Salón

HOUSTON -- Craig Biggio se mueve mucho de un sitio a otro. Tiene tres hijos activos en los deportes, además de ser el manager de béisbol de la St. Thomas High School en Houston.

Entonces, con tantas cosas que hacer Biggio afirma que no ha tenido tiempo para pensar en la posibilidad de ser elegido al Salón de la Fama. Este año aparece en la boleta por primera vez y, de recibir al menos el 75% de los votos de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, será el primer pelotero en ingresar a Cooperstown con la gorra de los Astros de Houston.

Biggio, cuya carrera de 20 años terminó en el 2007 con 3,060 hits, charló sobre la posibilidad de ser un inmortal del béisbol desde julio del 2013.

"Sé que mientras más ocupado pueda estar, más tranquilo estaré", dijo Biggio. "Pero mi vida en los últimos cinco años ha sido de mucha actividad todos los días. No soy muy de quedarme sentado a esperar una llamada que quizás no llegue."

Dicha llamada podría llegar el 9 de enero, cuando se anunciarán los resultados de las votaciones. Biggio es parte de un grupo de ex estelares en la boleta por primera vez, incluyendo a Roger Clemens, Curt Schilling, el dominicano Sammy Sosa, Barry Bonds y Mike Piazza. El compañero de tanto tiempo de Biggio en Houston, Jeff Bagwell, estará en la papeleta por tercera ocasión.

"No puedo creer que han sido cinco años", dijo Biggio sobre el retiro. "Es una sensación increíble.

"Es difícil jugar el juego", continuó. "Hubiese jugado gratis si hubiera sido necesario. Disfruté el juego por lo que era-la oportunidad de salir a competir contra algunos de los mejores jugadores del mundo. Nunca traté de hacer nada pensando en llegar al Salón de la Fama."

Aunque no haya sido su meta en particular, Biggio sin dudas tiene argumentos para ser colocado entre los mejores de la historia.

Convocado al Juego de Estrellas primero como cátcher y luego como segunda base, Biggio está en el 21er lugar de la historia en hits y tiene más dobles (668) que cualquier otro bateador derecho en los anales de Grandes Ligas. Ocupa el 15to lugar en anotadas (1,844), décimo en veces al plato (12,504) y primero en bolazos recibidos (285) en la era moderna. También conectó 291 jonrones, empujó 1,175 carreras y bateó .281 en 2,850 partidos.

"Hice todo lo que me pidió el club", dijo Biggio. "¿Quieren que sea primer bate? Fui primer bate. ¿Quieren que batee segundo? Bateé segundo. Bateé tercero, séptimo, octavo, todo. Fui al Juego de Estrellas como receptor y, luego de eso, me dijeron que jugara otra posición. Eso pudo haber sido algo drástico. Pero lo único que sé es que, por esta organización, hice todo lo que me pidieron y estoy orgulloso de eso. Espero que los periodistas lo vean así, que les haya gustado lo que observaron y que se sientan bien con lo que pasó."

Ahora viene lo difícil para Biggio: Esperar algo que está fuera de su control. Siempre ha trabajado mucho para colocarse en la mejor situación posible dentro y fuera del terreno.

Ha hecho todo lo posible y ahora deberá esperar.

"Sería bonito ser elegido la primera vez", dijo. "La primera vez sería algo grande. No sabemos qué va a pasar el 9 de enero, pero si uno puede llegar en su primer año, sería buenísimo-llegar de cualquier forma sería buenísimo."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


astrosdehouston.com